Top 5 mejores películas de ciencia ficción de los 80

Si hay una palabra que describa perfectamente a estas cinco películas de ciencia ficción de los 80 es “mítica”, ya que ¿quién no conoce a Darth Vader o a la Teniente Ripley? ¿quién no reconocería un Delorean o el Halcón Milenario?… o… ¿quién no ha oído la voz de E.T. diciendo las frases “Mi Casa” “Teléfono”.

Como es costumbre me gustaría recordar que si no encontráis películas como Blade Runner, La Cosa o La Mosca es porque la primera están en otros tops, como el de películas recomendadas de los 80 la primera, o el de mejores películas de terror las dos últimas, así evitamos repeticiones. Este es el top 5 de mejores películas de ciencia ficción de los 80:

mejores-peliculas-ciencia-ficcion-80-imperio-contrataatacaEl Imperio Contraataca

Tras un ataque sorpresa de las tropas imperiales a las bases camufladas de la alianza rebelde, Luke Skywalker, en compañía de R2D2, parte hacia el planeta Dagobah en busca de Yoda, el último maestro Jedi, para que le enseñe los secretos de la Fuerza. Mientras, Han Solo, la princesa Leia, Chewbacca, y C3PO esquivan a las fuerzas imperiales y piden refugio al antiguo propietario del Halcón Milenario, Lando Calrissian, en la ciudad minera de Bespin, donde les prepara una trampa urdida por Darth Vader.

George Lucas le pasó el testigo de la dirección a Irvin Kershner (1980) y contó con una curiosa mezcla de juventud (Lawrence Kasdan) y experiencia (Leigh Brackett) entre sus guionistas.

Luke, Yo soy tu Padre! Con esta frase se alcanza el que seguramente sea el momento más álgido de toda la saga de Star Wars. En el Imperio Contraataca todo funciona a las mil maravillas, y a día de hoy sigue teniendo la misma fuerza y magia que hace 34 años (que se dice pronto) siendo considerada por la mayoría como la mejor de la saga (entre los que me incluyo) porque no solo supera la barrera del paso del tiempo, sino que fue precisamente el tiempo el que la puso en su sitio, ya que en el momento de su estreno aún estaba muy a la sombra de su predecesora y ha sido con el paso de los años cuando ha destronado a La Guerra de las Galaxias como la favorita del público.

En esta segunda entrega podemos ver más pasión, más épica y el sentido de la aventura alcanza niveles más elevados que en cualquiera de las otras, el tono es más sombrío y tenebroso ya que el lado oscuro gana bastante protagonismo. Claramente podríamos dividir la película en dos líneas de acción bien diferenciadas por una parte lo que acontece en el Halcón Milenario y por otro el aprendizaje de Luke en Dagobah y su posterior viaje, para que cada uno concluya con un inmejorable ritmo dramático in crescendo.

mejores-peliculas-ciencia-ficcion-aliensAliens El Regreso

Alien es un organismo perfecto, una máquina de matar cuya superioridad física sólo puede competir con su agresividad. La oficial Ripley y la tripulación de la nave “Nostromo” se habían enfrentado, en el pasado, a esa monstruosa criatura. Y sólo Ripley sobrevivió a la masacre. Después de vagar por el espacio durante varios años, Ripley fue rescatada. Durante ese tiempo, el planeta de Alien ha sido colonizado. Pero, de repente, se pierde la comunicación con la colonia y, para investigar los motivos, se envía una expedición de marines espaciales, capitaneados por Ripley. Allí les esperan miles de espeluznantes criaturas. Alien se ha reproducido y esta vez la lucha es por la supervivencia de la Humanidad.

En la actualidad las segundas partes suelen ser sinónimo de mala calidad, poca imaginación y ganas de recaudar dinero exprimiendo el éxito de la original, sin embargo, no siempre fue así y si alguien sabía imprimir dignidad y calidad a las segundas partes ese era James Cameron que no contento con darnos una de las mejores película de ciencia ficción de los ochenta, volvió a dejarnos con la boca abierta en la década siguiente con Terminator 2 (1991).

Pero volvamos con los Aliens a 1986. Las diferencias de esta cina respecto a la primera parte son más que evidentes, el suspense deja paso a la acción pero ésta no es una acción cualquiera, la tensión sigue muy presente pese a la marabunta de disparos y armas de fuego. La escena en la que comienzan a contar con el sensor los metros que faltan para la inminente llegada de los xenoformos al complejo es de las que cortan la respiración, también veremos acción y tensión por igual con la carrera desesperada por los túneles de ventilación.

Con esto no quiero decir que los 150 minutos de metraje sean una lluvia de metralla, ni mucho menos, ya que al principio tenemos una magnífica presentación de personajes, sin prisa pero sin pausa, donde ya el espectador va empatizando con unos y otros, desde las risas que nos proporcionarán las impertinencias del soldado Hudson hasta el odio unánime hacia Carter Burke.

Pero si un personaje merece una mención especial es el de Ripley y su evolución a lo largo de la película, como pasa de ser según los marines una “blancanieves” a tomar las riendas de la situación haciendo lo imposible para salir del planeta junto con los supervivientes. No importa el tiempo que pase y las veces que la vea, siempre la disfruto y me mantiene sin pestañear como la primera vez.

mejores-peliculas-ciencia-ficcion-80-retorno-jediEl Retorno del Jedi

Para ir a Tatooine y liberar a Han Solo, Luke Skywalker y la princesa Leia deben infiltrarse en la peligrosa guarida de Jabba the Hutt, el gángster más temido de la galaxia. Una vez reunidos, el equipo recluta a tribus de Ewoks para combatir a las fuerzas imperiales en los bosques de la luna de Endor. Mientras tanto, el Emperador y Darth Vader conspiran para atraer a Luke al lado oscuro, pero el joven está decidido a reavivar el espíritu del Jedi en su padre. La guerra civil galáctica termina con un último enfrentamiento entre las fuerzas rebeldes unificadas y una segunda Estrella de la Muerte, indefensa e incompleta, en una batalla que decidirá el destino de la galaxia.

Y por fin llegó la tan esperada conclusión de la saga, Lucas de nuevo sentaría a otra persona en la silla de director como ya hiciera en el Episodio V, nombres como David Lynch, David Cronenberg o Steven Spielberg estuvieron a punto de ser los seleccionados aunque los dos primeros pensaron que la película era cosa de George Lucas y se sentirían muy limitados y Spielberg pertenece al DGA (Sindicatos de directores de Estados Unidos) y Lucas mantenía una muy mala relación con el sindicato por aquel entonces. Al final se decantó por Richard Marquand (1983), el que fuera director de la comentada recientemente El Ojo de la Aguja (1981) y el resultado no es que fuera malo ni mucho menos pero quizás se infantilizó en exceso, el propio Mark Hamill llegó a declarar (“admitámoslo, hemos hecho una película para niños”).

La combinación de escenas dramáticas, serias y muy importantes con esos elementos caricaturescos (los Ewoks) chirriaron en exceso y es una lástima porque el resto del film es francamente bueno, la decisiva batalla de las tropas rebeldes en el espacio o el gran duelo final entre Luke y Darth Vader en presencia del Emperador… son escenas que siempre estarán en nuestra memoria, Mark Hamill logra transmitir muy bien la evolución de Luke que pasa de aprendiz a un caballero Jedi más experimentado.Las emocionantes escenas de acción y la ambientación de gran aventura están presentes desde el principio y logra que sea imposible aburrirse.

En conclusión El Retorno del Jedi es un gran broche final donde se acaban por contestar todos los interrogantes planteados con anterioridad que solo acaba un poco ensombrecido por un excesivo protagonismo de esos bichitos peludos.

mejores-peliculas-ciencia-ficcion-80-regreso-futuroRegreso al Futuro

El adolescente Marty McFly es amigo de Doc, un científico al que todos toman por loco. Cuando Doc crea una máquina para viajar en el tiempo, un error fortuito hace que Marty llegue a 1955, año en el que sus futuros padres aún no se habían conocido. Después de impedir su primer encuentro, deberá conseguir que se conozcan y se casen; de lo contrario, su existencia no sería posible.

Al pensar en Regreso al Futuro es inevitable no acordarse de nuestra infancia, cuesta muchísimo aislarse y analizarla fríamente como si se tratara de una película corriente de hoy en día sin que te salten recuerdos a la mente o se tararee casi por inercia su genial y pegadiza banda sonora, enseguida afloran los sentimientos.

Fue dirigida por Robert Zemeckis en 1985 y su guión escrito por Bob Gale y el propio Zemeckis. Sin embargo no iba a ser tarea fácil llevarla a la pantalla ya que tuvieron que sufrir la negativa de Columbia que no vieron sensato producir un film de tanto presupuesto sobre los hombros inexpertos de Zemeckis, Disney por su parte se llevó las manos a la cabeza con la parte en la que la madre de Marty (en su versión de 1955) se enamoraba de su propio hijo… demasiado heavy para la factoría del ratón Mickey.

Por suerte (cuatro años después) Universal entró en juego y contaron con la inestimable ayuda de Steven Spielberg para que pusiera gran parte de los 19 millones de dólares que costó el film.

mejores-peliculas-ciencia-ficcion-80-etE.T.

Un pequeño ser de otro planeta se queda abandonado en la Tierra cuando su nave, al emprender el regreso, se olvida de él. Está completamente solo y tiene miedo, pero se hará amigo de un niño, que lo esconde en su casa. El pequeño y sus hermanos intentan encontrar la forma de que el pequeño extraterrestre regrese a su planeta antes de que lo encuentren los científicos y la policía.

Steven Spielberg comentó en una ocasión que la película más importante que había hecho era La Lista de Schindler pero que sin duda la más personal era E.T. (1982) y tenía mucha razón, ya que el concepto del extraterrestre está basado en un amigo imaginario que el propio Spielberg creó cuando era un niño a raíz del divorcio de sus padres.

En la película podemos ver una familia desestructurada con una madre (Dee Wallace) deprimida por el abandono de su marido y unos problemas de comunicación más que evidentes con sus tres hijos, entre ellos destaca el mediano, Elliot (Henry Thomas), un chico solitario, aburrido y sin nadie con quien jugar.

Todo cambia cuando éste descubre al extraterrestre e intenta atraerlo desde el cobertizo hasta su casa, a partir de entonces (con algún que otro susto y sobresalto inicial) comenzará una conmovedora historia de amistad y esperanza, ya que tanto Elliot como sus hermanos se dan cuenta de que cualquier cosa es posible al lado de esa criatura del espacio, desde curar las heridas hasta volar con una bicicleta.

La conexión humano/extraterrestre llega incluso a niveles en los que Elliot puede sentir lo que siente E.T. y viceversa y puede verse genialmente plasmado en la divertida escena de la cerveza y el “ligero puntito” que pilla Elliot en clase. Mención especial a la banda sonora y el fantástico resultado que dio ya que Spielberg logró rodar las mejores y más elaboradas secuencias después de que John Williams terminara de componerlas y las montó basándose en los momentos álgidos de esta.

El resultado es inmejorable, un canto a la amistad capaz de conmovernos y divertirnos a partes iguales.