Teen Wolf, De pelo en pecho (1985)

teenwolf-1985-de-pelo-en-pecho-posterDe pelo en pecho (Rod Daniel, 1985), Teen Wolf para los agraciados anglosajones, es una comedia juvenil que mezcla baloncesto y hombres lobo protagonizada por un emergente Michael J.Fox (Scott Howard), James Hampton (Harold Howard), Jerry Levine (Stales) y Susan Ursitti (Boof).

El argumento se basa en el drástico cambio que sufre Scott Howard, un adolescente quien harto de su supuesta mediocridad y ansioso por cambiar de estilo de vida, se topa de golpe con un secreto familiar en forma de licántropo y como, a raíz de éste, lejos de irse a cometer fechorías en las noches de luna llena, se vuelve el personaje más carismático del instituto.

Previamente, se nos muestra esa manida diferencia de clases y status dentro de un instituto. Scott, jugador de un equipo de baloncesto (Beavers) que no gana un partido y trabaja en la ferretería de su padre, Boof, mejor amiga de Scott, chica íntegra y desesperada por demostrar su amor a Scotty y, Stails, extrovertido y bocazas como él solo, siempre en la linea roja que marca el caerte graciosete o como una patada donde más duele. En el otro lado tenemos al capitán del equipo rival, Mick, quien tiene una relación con Pamela, la chica más popular del colegio (¿original eh?).

El film nos vende ese conflicto moral donde tienes que elegir entre ser alguien honrado, luchador y noble que pase desapercibido para la gran mayoría de la gente pero con un reducido y fiel número de amigos o alguien carismático y exitoso, rodeado de “amigos”, chicas y relaciones huecas sustentadas en su popularidad y no es su persona.

Como en toda película de hombres lobo que se precie, hemos de hablar de la transformación. En este caso, sobra decirlo, todo está ridiculizado, hombre lobo de blancos y perfectos dientes cuya melena ya quisieran las de los anuncios de pantene pro v, que se dedica a jugar a baloncesto, hacer surf encima de una furgoneta en marcha a ritmo de los Beach Boys y a ser el alma de la fiesta en el baile del colegio embutido en un smoking blanco. Aún así, la transformación inicial es correcta, recordándome levemente a la del mítico videoclip de Michael Jackson “Thriller”.

La BSO contiene pistas conocidas como Stayin’ Alive o Surfi´n U.S.A. y otras de cosecha propia, como su tema principal, Win in the end, el cual tenemos en nuestra lista de bso de películas ochenteras.

A recordar la aceptable serie de dibujos que salió y de la que era difícil que me perdiera un capítulo los fines de semana. Si la película ha perdido gancho, de los dibujitos lógicamente sólo queda su componente nostálgico, aunque mejor os dejo el enlace del opening en su versión en español para que podáis comprobarlo vosotros mismos.

Resumiendo, cuando la vi en su momento me gustó bastante y le tenía mucho cariño, inolvidable esa transformación en público en medio del partido, vista ahora ha perdido mucho de su encanto y se hace un poco simplona en su moralina aunque a pesar de ello se deja ver sin problemas.