Miedo azul (1985)

silver-bullet-miedo-azul-posterEl horripilante descubrimiento de cadáveres mutilados perturba la paz de Tarker’s Mills, una pequeña población de Estados Unidos. El joven Marty Coslaw, convencido de que el culpable es un hombre lobo, consigue la ayuda de su hermana para buscarlo.

Silver Bullet (1985), Miedo azul en su ¿traducción al castellano?, es una adaptación de la novela de Stephen King “El ciclo del hombre lobo”, opera prima de Daniel Attias, quien luego se centraría exclusivamente en series de tv y producida por Dino de Laurentiis (Conan el bárbaro, Dune, Tercipelo azul), excéntrico y aclamado productor partícipe también en la producción de otras adaptaciones de Stephen King en los 80: Ojos de fuego (1984), La zona muerta (1985) y Los ojos del gato (1985).

Como actor principal tenemos al malogrado Corey Haim (Jóvenes ocultos, Papá cadillac) en el papel de Marty Coslaw, un niño parapléjico con una silla motorizada, Silver Bullet, que da título al film, cuya hermana Jane, interpretada por Megan Follows (Ana de las tejas verdes), narra la historia que acontece en el tranquilo pueblo de Tarker´s Mills.

Completan el elenco de actores protagonistas Gary Busey (Arma letal, Le llaman Bodhi) como tío de los niños y único adulto capaz de creer la historia de éstos y Everett McGill (el odioso Mayor Powers en El sargento de hierro) en el papel de reverendo del pueblo (igual de creíble que si en los Simpsons lo fuera el actor secundario Bob).

La película en sí tiene ese aroma de adaptaciones de libros para adolescentes, se me viene a la cabeza Pesadillas (Goosebumps), aunque obviamente es más seria que los libros de R.L. Stine, con la típica familia media americana, hermanos que discuten más que hablan y ese tranquilo pueblo con zonas residenciales y apacibles casas rodeado por un tenebroso bosque.

La trama gira en torno a unos extraños asesinatos que comienzan a ocurrir en el pueblo y como el niño, ante la ineptitud de la autoridad local y los lugareños de gorra, camisa de cuadros y rifles en mano, logra esclarecer los hechos y convencer primero a su hermana y luego a su tío para iniciar las pesquisas y descubrir quién es el hombre lobo de entre sus vecinos.

La fotografía está muy cuidada, no ha envejecido en absoluto mal, mezclando unos preciosos planos del pueblo y sus alrededores con otros de noche, con la típica espesa niebla dentro del bosque.

En cuanto a los efectos especiales, la transformación en hombre lobo es más que correcta, sin llegar a la altura de la de Un hombre lobo americano en Londres, pero, una vez transformado, el licántropo resultante es un poco cabezón y demasiado humano de movimientos.

Aunque el tono del film es algo infantil, tiene alguna que otra escena de suspense y otras bastante fuertes donde no se cortan a la hora de enseñar vísceras y cabezas cortadas, eso sí, hay algo que no le vamos a perdonar y es que es la primera vez que vemos un hombre lobo (de los clásicos) sujetando un bate de béisbol y repartiendo leña cual Chuck Norris, incluso es capaz de hacerlo mientras se transforma… Tiene tela… Aunque viendo el póster que hemos adjuntado en el post, era evidente lo que íbamos a ver…

En definitiva, y a pesar de lo infantil de la película, se hace bastante ligerita de ver y es una muy buena opción para cualquier noche de luna llena 😀

 

Actualización (16-01-2016)

Después de haber leído el libro me parece interesante resaltar las mayores diferencias entre éste y la película:

– El libro se desarrolla a lo largo de un año, en 12 capítulos (uno por cada mes) donde “la bestia” ataca en días tan señalados como el 4 de julio, Halloween o Nochevieja. En la película no se siente en absoluto el paso del tiempo ni mucho menos que haya transcurrido un año.

– La noche en la que Marty hiere al hombre lobo (4 de Julio), en el libro acontece en el porche de su casa mientras que en la película vemos como un atlético niño baja desde la ventana de su cuarto a través de una enredadera para coger la silla e irse al puente de un río a tirar los petardos y cohetes.

– Tras este incidente, Marty abandona el pueblo marchándose los meses de verano a casa de sus tíos en Stowe, Vermont, para evitar toparse de nuevo con la bestia, en la película no ocurre esto si no que es en ese momento cuando inicia la búsqueda del hombre lobo.

– En el libro, el final es en Nochevieja (donde al parecer toda su familia salvo su tío está durmiendo a las 11 de la noche), en la película, “el capítulo final” es en la noche de Halloween.

– Sin embargo, lo que si se desarrolla en el libro en la noche de Halloween es la búsqueda casa por casa de la persona que pueda ser el hombre lobo, donde Marty disfrazado de “Yoda” en su silla de rueda junto a su padre llaman a cada puerta esperando ver el rostro del asesino. En la película, esta pesquisa la realiza su hermana presentándose con el pretexto de pedir botellas de cristal para su reciclaje.

– Al ser un libro tan corto, no hay espacio para desarrollar en exceso a los personajes, especialmente la hermana de Marty, quien en el libro se limita a desearle lo peor a su hermano en un par de ocasiones o, el tío de Marty, de quien no se comenta nada acerca de los problemas de alcoholismo que vemos en la película.

– Uno de los momentos más conseguidos del film, en la que el supuesto hombre lobo persigue al niño en coche (sin transformar lógicamente) no aparece en el libro.

– Y, por supuesto, a pesar de que se incide en la apariencia y manos “semi-humanas” del hombre lobo, no hay nada de que vaya asesinando a la gente bate en mano, muy al contrario, los asesinatos son descritos como si fuera un feroz animal quien los perpetrara.