En los límites de la realidad (1983)

en-los-limites-de-la-realidad-posterDos amigos viajan de noche en automóvil y para pasar el rato comienzan a rememorar la serie Twilight Zone. Así, veremos cuatro historias: la de un racista que sufre en carne propia sus prejuicios; la de un grupo de ancianos que viven en una residencia que evocan su infancia; la de una maestra que durante un viaje conoce a un niño con extraños poderes, y la del pasajero de un avión, que tiene pánico a volar, y descubre a un gremlin que está posado sobre el ala del aeroplano, destrozando el motor.

En los límites de la realidad se estrenó en 1983 y fue producida por Spielberg como una versión para el cine de la serie de los años 50 y 60 La dimensión desconocida (The Twilight Zone), creada por Rod Serling.

Desgraciadamente, creo que este film es más conocido por el accidente de helicóptero en el que el actor Vic Morrow y dos niños vietnamitas fallecieron durante el rodaje del episodio que dirigía Landis que por el film en sí.

Pero hablemos de la película, como les suele pasar a las de este tipo es un tanto irregular, al ser por episodios siempre va haber alguna que le haga subir enteros y otros restárselos y, para algo de sorpresa fueron los dos directores menos experimentados los que consiguieron mejores resultados, es decir Dante y Miller.

El primer episodio (John Landis) cuenta la historia de un hombre racista que realiza un viaje temporal en el que sufre en sus propias carnes el racismo como si fuera un judío en la Segunda Guerra Mundial, un negro perseguido por el Ku Klux Klan y un vietnamita acosado por el ejército norteamericano. El episodio es pasable, entretenido pero algo previsible.

La segunda historia es de lejos la peor de todas y paradójicamente es la realizada por el director más talentoso del cuarteto (Spielberg), narra la historia de unos ancianos que descubren que pueden volver a la niñez, con un toque muy estilo Coocon y Peter Pan pero aburrida y ñoña hasta decir basta.

La tercera (Joe Dante) es quizás visualmente la más conseguida, con la historia de un niño que tras ser atropellado por una mujer consigue convencer a ésta para que lo acompañe hacia su casa, allí descubrirá que el niño con unos sorprendentes y surrealistas poderes mantiene a toda su familia atemorizada. Efectos muy logrados y bastante original aunque ligeramente infantil para mi gusto.

Y por último tenemos la historia de George Miller, de lejos el mejor episodio de todos, en el que somos testigos del terrorífico viaje en avión de un pasajero (excelente interpretación de John Lithgow) que es testigo de cómo un gremlin destruye partes del avión y la impotencia que sufre al no creerle absolutamente nadie.

En su conjunto podemos decir que no está nada mal, pese a esos altibajos es bastante entretenida y no abusa de la duración, muy recomendable a los fans del género fantástico.